Facebook YouTube Twitter Instagram YouTube

Experiencias y perspectiva: Entrevista a la Dra. Ana María Berruecos Vila

Por: Fernando Ortega Gutiérrez
Jefatura de Centro de Idiomas
Universidad Virtual del Estado de Guanajuato 


En esta ocasión, tuvimos el privilegio de conversar con la Dra. Ana María Berruecos Vila a fin de conocer sus puntos de vista respecto a la educación virtual en tiempos pandémicos, pero también a la transformación y oportunidades que se vislumbran a futuro. 

 

Sobre la experiencia de nuestra entrevistada

 

Inició sus andanzas en la Educación a Distancia (EaD) en el año 2002, formando parte del equipo del Sistema de Universidad Abierta y a Distancia (SUAED) de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM (de donde es egresada) donde inició como productora de videos educativos y posteriormente fue asignada como coordinadora del montaje en línea de  la Especialidad en Producción Animal: Bovinos, trabajando de cerca con el equipo del Centro de Alta Tecnología para la Educación a Distancia (CATED-CUAED-UNAM) como diseñadora instruccional. Migró a la ciudad de Barcelona para dedicarse a sus estudios de maestría en Multimedia Educativa y doctorado en Educación y Sociedad en la Universidad de Barcelona (UB), becada por CONACYT, Fundación Carolina y posteriormente por la misma UB con la beca de Apoyo para Profesores Investigadores en Formación (APIF). En el Instituto de Desarrollo Profesional Docente (ICE) de la UB, formó parte de la Sección de Investigación y posteriormente de la Sección de Universidad, donde empezó, en 2008, su trayectoria como formadora de docentes, enfocándose particularmente en 2 temas: el rol docente en entornos virtuales y la modalidad híbrida de enseñanza y aprendizaje. Posteriormente fue invitada a ser profesora en el Máster en Docencia universitaria para profesorado novel de la UB, impartiendo el módulo Blended teaching: ser docente en entornos híbridos de aprendizaje, actividad que sigue realizando hoy en día. En el ICE, fue también directora durante 8 años de la Revista de Innovación e Investigación en Educación (REIRE). Como parte de CEL Working España, creó CEL Learning, una plataforma virtual de formación docente, fue embajadora en España de iClasse (sede en Québec, Canadá) y ha trabajado de manera independiente como diseñadora instruccional para formación Incompany. Fue asesora en la Universidad Virtual del Estado de Guanajuato (UVEG) durante 3 años.

 

En agosto 2015 fue invitada por la Ibero CDMX como Directora de Educación a Distancia, hoy en día, Dirección de Enseñanza y Aprendizaje Mediados por Tecnologías (DEAMeT). En 2017, lideró la migración al sistema de gestión del aprendizaje Brightspace y creó el programa permanente de formación tecno-pedagógica, incluyendo las competencias digitales docentes y las tendencias en innovación educativa mediadas por tecnologías. Reorganizó el área de diseño de aprendizajes para materias en línea integrando la modalidad híbrida a la universidad. Ha propuesto instrumentos de evaluación específicos para las materias en línea e híbridas, así como del desempeño docente en estos entornos, un cambio en las políticas y normativas para el diseño, implementación e impartición de materias bajo estas dos modalidades y la creación de una nueva figura académica como docentes-tutores en línea. Desde 2018 inició el intercambio de "electivas virtuales" con AUSJAL, hoy Programa Intercampus virtual AUSJAL. Promovió el modelo de aula invertida o flipped classroom en la Ibero CDMX y ese mismo año recibió un reconocimiento internacional, por la Flipped Learning Global, como miembro de los Top 50 Flipped Learning Administrators and Coaches Worlwide.

 

En 2019 obtuvo el grado de Maestra en el Diseño de proyectos Educativos Virtuales por la Ibero León y hoy en día, está cursando la certificación internacional en Flipped Learning 3.0 and Higher Education, al igual que todo el equipo que conforma la DEAMeT. 

 

Hace 2 años que es par evaluador y par académico en la Asociación para la Acreditación y Certificación en Ciencias Sociales A.C. (ACCESISO) para programas académicos a distancia y en línea y desde hace 8 meses ha estado apoyando a la Hekima University College, universidad jesuita en Nairobi, Kenia, en el diseño de su modelo para programas de Educación Abierta, a Distancia y en Línea para la obtención de su certificación a nivel nacional.  



Sobre su visión a partir de su experiencia y los retos y futuro de la educación a distancia

 

Desde tu experiencia profesional y desde tu preparación académica, ¿qué es lo primero que aconsejas para poder tener una experiencia exitosa en un ambiente virtual de enseñanza-aprendizaje?

 

Como estudiante: saber que un entorno virtual exige un compromiso para autorregular el aprendizaje, es decir, que implica una buena organización del tiempo y disciplina para entrar regularmente al aula virtual y realizar las actividades que el programa demanda. Además, si bien un entorno virtual puede parecer muy individual y solitario, se presta para colaborar con otras/os compañeras/os y construir conjuntamente conocimientos a través del diálogo constante y el trabajo en equipos.

 

Como docente: para ofrecer una experiencia exitosa de aprendizaje virtual, se debe realizar un diseño instruccional específico para aulas virtuales, siguiendo los conceptos y principios de la Educación mediada por tecnologías. Se deben de diseñar actividades que promuevan procesos cognitivos de orden superior, no sólo la memorización de conocimientos, principalmente actividades retadoras a nivel individual y colectivo, escoger bien qué tecnologías se van a integrar no sólo para el logro de las actividades por parte de los estudiantes, también para ofrecer recursos en diversos formatos; Un docente que tutoriza un entorno virtual debe conocer los retos que se enfrentan al integrar la sincronía y la asincronía, los tipos de comunicación que se emplean en estos entornos, la regularidad en las retroalimentaciones y el seguimiento constante de los estudiantes para apoyarlos en el itinerario diseñado, como parte de la presencia docente. Debe conocer dinámicas que permitan que el entorno se convierta en una comunidad de aprendizaje y no solo un repositorio de contenidos y tareas. Y deben desarrollar competencias digitales docentes. 



¿Cómo ha cambiado tu perspectiva profesional y laboral, a raíz de los cambios ocasionados por la pandemia?

 

La pandemia ha puesto de manifiesto muchos de los cambios que los sistemas educativos deberían de haber realizado hace muchos años. Tenemos que entender que la integración de las tecnologías digitales a la educación no se hace por moda o porque son las herramientas disponibles en el momento, las tecnologías digitales forman parte de la Sociedad de la Información, las integramos a diario a muchos niveles (ocio, comunicación, social, cultural, económico) y forman parte de la sociedad en la que vivimos, por ende, no incluirlas en los procesos educativos es un error porque es quedarse en un mundo que ya no existe afuera de los muros de las instancias educativas. 

 

La pandemia, para aquellos que nos dedicamos a la Educación a Distancia Digital, nos ha permitido refrendar nuestra convicción de que la Educación necesita cambios radicales, transformaciones, evoluciones. Tenemos que entender que el solo uso de tecnologías no va a cambiar esos retrasos educativos per se, y que requieren ser integradas desde una perspectiva pedagógica y didáctica. 

 

Como directora de un departamento universitario encargado de la formación tecno-pedagógica de un equipo docente, ¿cuáles son los principales desafíos a los que te enfrentas, y cuáles son las principales herramientas con que haces frente a ellos?

 

El desconocimiento…como bien dice Cristóbal Cobo, «las universidades pueden ser catedrales del conocimiento, pero a la vez son grandes ignorantes de los retos que enfrenta la educación en este siglo». Escudarse en la “tradición” no sirve para evolucionar y ver con otras miradas lo que está pasando a nivel mundial en el tema educativo. Mantener las zonas de confort, quedarse con el “más vale malo por conocido que bueno por conocer”, no ser capaces de explorar las otras dimensiones que Internet, la World Wide Web ofrecen (cuando los jóvenes ya las conocen e integran en su educación informal y no formal), es ponerse una venda en los ojos. 

 

El antídoto para ello es la formación permanente y constante, dar el ejemplo en cada uno de los cursos, talleres, webinars que ofrecemos, hacer vivir una experiencia de formación, como estudiantes, a los mismos docentes para que lo vivan y saquen por sí solos las conclusiones. Ahora bien, fácil, no es. Cambiar una cultura pedagógica toma su tiempo, años quizás.



A lo largo de tu trayectoria y como conferencista en congresos internacionales, ¿cuáles son los principales retos que has identificado para una institución educativa, al trabajar virtualmente?

 

La Educación a Distancia Digital (EaDD) forma parte de un ecosistema institucional. Verla de manera aislada, como un “complemento” ya no es viable. Y cuando hablo de un ecosistema es porque deben integrarse a muchos niveles los cambios que permitan que la EaDD funcione: desde los sistemas de gestión, de administración, de recursos humanos…y evidentemente, planes institucionales de formación docente que sean coherentes con su modelo educativo. Por dar un ejemplo, si no existe una política en relación a cómo se va a integrar la EaDD en una institución, difícilmente existirán normativas, reglamentos, contratos, asignación y rotación de salones, sistemas de evaluación y un largo etcétera. 



¿Qué elementos consideras son los tres más importantes antes de implementar un programa educativo virtual?


Su viabilidad, tanto si el programa es pertinente como si la institución está preparada para enfrentarlo. Su planeación, relacionada con la pregunta anterior, en cuanto a los cambios institucionales que deben llevarse a cabo desde diversas áreas para que sea funcional y quiénes van a integrarse al equipo para su desarrollo y la formación docente, ya que las/los docentes son la piedra angular para la calidad y el éxito de estas modalidades virtuales. En mi experiencia, he visto propuestas virtuales muy buenas a nivel de diseño, pero con docentes no formados y la experiencia para los estudiantes se queda pobre. En cambio, también he visto otras propuestas que en diseño no son lo mejor, pero que un buen docente formado la saca adelante con éxito.
 

¿Qué hace falta en México, comparado con países como España, para que la Educación a distancia sea más eficiente?

 

No me gusta comparar porque los contextos y los sistemas educativos son diferentes. Pero, podríamos empezar por reconocerla como una opción educativa de calidad. Sigue existiendo esa idea errónea de que es una educación de segunda clase. Y me sorprende porque México tiene experiencias añejas de Educación a Distancia, por ejemplo, en la UNAM con su Sistema de Universidad Abierta y a Distancia, instituciones mismas como la UVEG completamente en línea, y me consta que su nivel de calidad es alto ya que estudié dos diplomados y posteriormente fui asesora virtual en la UVEG y siempre me sorprendió positivamente la calidad de su propuesta. Tenemos que reconocer que la Educación a distancia tiene muchos años de existir, que no nació con la pandemia, que detrás de ella hay mucha experiencia e investigación que nos permite hoy en día, diseñar propuestas educativas de calidad. 

 

Actualmente, la EaDD va más allá de solo llegar a una población que no tiene la posibilidad de asistir presencialmente a la universidad porque trabaja o se encuentra alejada de sus instalaciones, también es y representa una manera de iniciar programas de internacionalización, de colaboración entre instancias educativas, de movilidad estudiantil y académica, de interculturalidad…

 

¿Qué escenario futuro en la educación virtual, vislumbras en México en los próximos 15 años?

 

¡Quince años son muchos! Yo espero que en 5 años podamos ver y vivir una educación a distancia digital normalizada, de calidad…la pandemia ha sido una experiencia que no puede dejarnos inmóviles, ya vimos y vivimos sus posibilidades, retos y riesgos, tenemos que trabajar para lograr su integración coherente, pedagógica…siempre he dicho que la parte más difícil es la de “convencer” a las/los docentes y son ellas y ellos quienes tomaron la batuta en cuanto cerraron las instituciones educativas, se formaron, aunque fuera de manera exprés, pero le perdieron el miedo a usar las tecnologías, pudieron experimentar con sus estudiantes, ya nadie les cuenta si es difícil o no, y muchos, muchos se han percatado de que otra manera de enseñar es posible, de que existen otras maneras de acercarse a los estudiantes…



Finalmente, y para nuestro alumnado en la Universidad Virtual del Estado de Guanajuato, ¿qué competencias profesionales y digitales aconsejas que aprendan para enfrentar los nuevos y futuros retos?

 

Bueno, para ser docente hoy en día ya no basta con tener la experticia en su área disciplinar y tener años impartiendo clases. Hablamos de desarrollo profesional docente, ya no es nada más una vocación y un trabajo “artístico”, se requiere desarrollar competencias no sólo disciplinares, también pedagógicas y tecnológicas.

Existe un modelo llamado TPACK, que se refiere a esos 3 tipos de saberes, pero también a la combinación de ellos. Por eso hablamos de competencias tecno-pedagógicas, en las que se incluyen las competencias digitales docentes (CDD). Se está trabajando en México en un marco común de CDD, pero, por ejemplo, en la Unión Europea, se reconocen 5 dimensiones: la de manejo y uso de la información, la de comunicación y colaboración, la de diseño de recursos, la de seguridad y la de resolución de problemas. Al estar hablando de competencias, es evidente que cada una de ellas tiene niveles de desarrollo y criterios específicos de evaluación. No desarrollarlas hoy en día, no sólo como docentes, es limitarse ya que son demandadas en muchas otras áreas profesionales y como parte de la ciudadanía digital. Para ser docente también ya es necesario empaparse de los avances en Neurociencias, que son impresionantes y que nos permiten entender mejor cómo se aprende.

 

Agradezco mucho esta oportunidad para dialogar sobre estos temas, hay mucho por decir, muchos otros aspectos que mencionar, ojalá tengamos la oportunidad de desarrollarlos más adelante, con esta institución, la UVEG, a la cual respeto mucho.

 

 

Sobre nuestra entrevistada

Ana María Berruecos Vila

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La doctora Berruecos Vila tiene 19 años de experiencia profesional en Educación a Distancia en universidades y empresas públicas y privadas, nacionales e internacionales.

Su formación académica ha transcurrido entre la UNAM, la Universidad de Barcelona e Ibero León. Cuenta con dos maestrías y estudios de doctorado finalizados relacionados con la enseñanza y aprendizaje en entornos virtuales, centrando sus temas de mayor interés en los cambios de roles docente y discente, en la formación tecno-pedagógica docente, en las competencias digitales docentes y en la modalidad híbrida, cuyo modelo de aula invertida ha divulgado y promovido particularmente durante la contingencia sanitaria provocada por el SarS-CoV-2.

 

 


Descarga el artículo aquí


Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado